Skip to content
20 enero, 2013 / dolorsferrer1968

Nuevas tendencias de la Sociedad: Decrecimiento

sistema out
Al igual que si hablamos de religión existen los ateos, hoy en día en la economía proliferan los escépticos , los que han dejado de creer en el sistema que nos iba a conseguir un bienestar generalizado para todos. Se acabó la farsa. Ahora mucha gente reniega del crecimiento económico y no ven en ello más que un precipicio insostenible al que nos dirigimos.
Mucha gente está optando por un decrecimiento controlado, voluntario, gradual. El Medio Ambiente será el primer beneficiado y nosotros también saldremos ganando con el cambio, ya que romperemos con el círculo vicioso en el que estábamos metidos: Intentamos trabajar con el objetivo de poder consumir, cada vez más y más. Necesitamos más trabajo porque queremos consumir más. Y cuanto más consumimos, más horas tenemos que dedicar al trabajo para poder pagar todo lo que consumimos. El consumo y el trabajo se convierten en obligaciones y si no podemos cumplir alguna de éstas, ya no somos buenos ciudadanos, ni ejemplares , ni útiles para la sociedad. Si no consumimos decae la producción y asi pasamos a ser responsables de las crisis económicas. Si se cierran empresas es porque no compramos compulsivamente.
Hace muchos años, en el año 1997 si no recuerdo mal, participé en una conferencia que ofreció el famoso escritor y semiólogo Umberto Eco en Valencia. En ella ofreció su visión de lo que para él sería el nuevo milenio. Acertó de lleno. Predijo la gran importancia de Internet, el mestizaje, las grandes olas de migración que se producirían de nuevo. Se le ocurrió decir que si los chinos empezaran a usar el papel higiénico, no bastarían todos los bosques del mundo para surtirles de materia prima. La conferencia pasó a la historia por esa desafortunada frase. Al día siguiente, recuerdo, todos los medios de comunicación se hicieron eco de esta idea y el escritor fue muy criticado por ello. Yo sí que entendí lo que quería decir, ya que él no estaba en contra de que los chinos pudieran llegar a disfrutar de nuestras comodidades, sino que sería una locura si ellos querían imitar al mundo occidental, copiando nuestro sistema de hiperconsumo. Cuando ellos van, nosotros ya volvemos y lo que hemos descubieto al final del consumismo es algo atroz, insostenible. Y ellos lo quieren, y tienen derecho a ello. Sólo hay que ver cómo está la atmósfera de Pekín estos días, donde no se puede respirar, ni tan siquiera ver más allá de las narices . Claro, antes iban todos en bici y ahora ya van en coche.
Tenemos que pensar en el decrecimiento, pero que se lo diga alguien a los paises emergentes que están deseando subirse al tren del desarrollo.

Anuncios
10 diciembre, 2012 / dolorsferrer1968

Nuevas tendencias de la Sociedad: Wwoofing

EQvgn

Son las iniciales de World Wide Opportunities on Organic Farms, que traducido al castellano quiere decir (más o menos) “Oportunidades en granjas orgánicas de todo el mundo. El proyecto WWOOF, iniciado hace ya tiempo, tiene como objetivo difundir y experimentar la vida rural ecológica, proyectos de vida alternativos e intercambio.

La filosofía WWOOF propugna un sencillo intercambio, aunque inusitado hoy en día, de humanidad y tiempo compartido en las labores típicas en una casa en el campo, en contacto con la naturaleza y usando métodos ecológicos y sostenibles.

Desde la organización intentan, entre otros objetivos, servir de intermediarios entre los voluntarios que desean experimentar la vida en el campo y las granjas que aceptan ayuda.

Para las granjas interesadas, el apuntarse es muy sencillo. Si se cumplen las condiciones lógicas de estar en un ambiente rural, ofrecer experiencias ecológicas y poder proporcionar cobijo y manutención para los voluntarios o wwoofers, ya se está en disposición de ser una granja WWOOF.

Para los WWOOFERS o voluntari@s también es muy fácil: ganas de ayudar y experimentar en una granja o poblamiento rural, compartiendo con sus habitantes un periodo más o menos largo.

Es una estupenda forma de financiar la estancia en un país determinado a base de intercambiar trabajo voluntario (suelen ser 4-5 horas al día de curro) por alojamiento y comida en granjas orgánicas. Para hacerte miembro hay que pagar una cantidad anual tras lo cual te envían un libro-directorio a casa con la información de las granjas .

Pero, como en todos sitios no todo es perfecto. Hay que mirar muy bien a la hora de elegir las granajas a las que uno va, ya que como se trata de trabajo voluntario, hay mucha gente que se aprovecha de los “wwoofers”, pero bueno, son los menos.

19 noviembre, 2012 / dolorsferrer1968

Los sabios abuelos de Valdegeña .Soria

Mis padres son un poco más jóvenes que estos dos abueletes,pero siempre los recuerdo advirtiéndonos que no derrochásemos el dinero, que ahorrásemos, que no tirásemos nada. En mi casa, gracias a mis padres aprendí a aprovechar los restos de comida y hacer otro plato. El pan duro se convertía en un pastel, o en un puding. Mi padre recogía aparatos inservibles y le encantaba pasar el tiempo arreglándolos. Es la generación de la posguerra.Son sabios. Esta generación es a la que debemos ahora acercarnos para que nos den consejos.Estamos necesitados de su sabiduría y cordura en estos tiempos, se nota. Están triunfando libros como”Cocina de recursos”,que no es más que una reedición de un libro publicado en la posguerra con recetas usando ingredientes humildes y sustitutos para los ingredientes que no se encontraban fácilmente. La cocina de las madres y de las abuelas, es una cocina más económica que la actual. Me encanta la gente mayor. He tenido la suerte de trabajar con ellos y para ellos (cuando he podido trabajar) y siempre ha sido muy satisfactorio. Cuando haya desaparecido esta generación, estaremos solos en este mundo, sin sus sabios consejos. Ayer salieron estos abueletes en las noticias y ya están viviendo los dos en una residencia de la tercera edad. Puede que el pueblo donde vivían se haya quedado definitivamente abandonado. Aprovechémonos de esta generación antes de que los años se los lleven. Están deseosos de enseñarnos cómo sobrevivir a estos tiempos tan duros, porque ellos son unos expertos. Hoy mismo me voy a ver a mis padres.

18 noviembre, 2012 / dolorsferrer1968

Mi contribución a la pataleta general

Haz clic aquí para ver "De aquellos derroches vienen estos tijeretazos"
He tenido un poco descuidado el blog porque he estado haciendo estos días una presentación basada en el libro que he leido titulado “La casta autonómica” en la que se explican todos los millones que se han derrochado en proyectos más o menos absurdos e inservibles. La he titulado “De aquellos derroches vienen estos tijeretazos”

12 noviembre, 2012 / dolorsferrer1968

Vivir del Estado durante 19 años y 90 días

Artículo del periódico “La Razón”: Vivir del estado durante 19 años y 90 días

Según un artículo del diario “La Razón”, publicado el día 26 de Agosto:
“Pese a los 4.587.455 parados registrados en el INEM, que le cuestan al Estado en torno a 30.000 millones de euros, una persona puede vivir en España hasta 19 años y tres meses a costa de prestaciones y subsidios. Es la otra cara del drama que viven millones de familias por el paro y la crisis: la legislación española todavía permite la picaresca de los «profesionales» que juegan con las reglas establecidas. Un español puede cobrar la prestación por desempleo durante dos años. Tras agotar esta prestación, cuenta con un subsidio durante 30 meses en el caso de que tenga responsabilidad familiar. Después, puede acceder a la Renta Activa de Inserción (RAI) durante otros 33 meses más y, si es mayor de 55 años, dispondría aún de un nuevo subsidio que puede prolongarse durante 144 mensualidades. Todo esto suma un total de 231 meses (19 años y 90 días) viviendo directamente del Estado”.
Es la mejor noticia que me podían dar. “20 años viviendo con el subsidio”. No voy a dar ni golpe nunca más. Me voy a convertir en un parásito de la sociedad, ya que es lo que se lleva en este pais, donde banqueros y políticos creeen tener la exclusiva para ello. Pero no. Cobraremos muy poco, pero somos millones. ¡A vivir todos del cuento! No hay nada mejor. Me encanta que les fastidie. Me regodeo pensando que mis 426 euros les escuece a ellos y no a mí. Me río a carcajadas viviendo como una reina con mis 426 queridos euros. Me he convertido sin proponérmelo en una “profesional de la picaresca”, en un lastre para la Administración. Ahora resulta que este pais no sale de la crisis por culpa nuestra. ¡Qué importantes somos con nuestros 426 euritos del ala!
El artículo continúa diciendo que “Otra tarea pendiente será cerrar esos pequeños resquicios que deja la Ley para los que exprimen todo lo que pueden las arcas del Estado”. ¡Vaya, yo no sé lo que hacen los del 15M persiguiendo a los banqueros! Se han equivocado de objetivo.Deberían perseguirse entre ellos, pues son los perro-flautas los que esquilman las arcas del papá estado. Menudo chollo nos hemos montado los parados. Es inasumible y pronto se nos acabará. ¿Querrá decir eso que por fin tendremos trabajo? ¿Significará que podremos volver a sentirnos útiles? Supongo que no, que lo que tienen pensado es quitarnos también esos míseros 426 euros, ya que son tan inhumanos que hasta esas migajas les parecen excesivas.

12 noviembre, 2012 / dolorsferrer1968

Mis 426 euros y yo

Tengo un secreto para vivir bien con mis 426 euros, os lo voy a contar, aunque a estas alturas a nadie le va a servir ya, puesto que ya es tarde para ponerlo en práctica. Mi secreto es que nunca me creí la bonanza económica de España, ni la mía propia. Mi secreto está en que aunque trabajábamos los dos, (mi marido y yo), nunca tiramos la casa por la ventana, ni nunca fuimos derrochones. Nos conformamos con nuestro piso de protección oficial y no nos fuimos a vivir a uno más grande o a un chalet. Compramos el piso en un pueblo barato y que resulta que no era el pueblo de ninguno de los dos. Nuestro primer coche sólamente irá al desguace cuando se esté cayendo a trozos. Nuestro teléfono móvil nos dura años. Cuidamos lo material para que dure, lo arreglamos si se avería. Y eso no es así desde que estamos en paro, sino desde el principio. Nuestros viajes de verano siempre eran en bicicleta y recorríamos cientos de kilómetros sin gastar prácticamente nada de dinero. Otros hábitos sí que los hemos tenido que adoptar tras la crisis. Yo antes, por ejemplo no miraba con lupa el precio de las cosas, ni los comparaba de una tienda a otra, como hago ahora. Compraba más productos elaborados y ahora los elaboro yo. He recortado gastos por todos sitios y llego a fin de mes y no vivo como una pordiosera, al contrario, considero que no me falta de nada. Ayuda el hecho de no tener que pagar la odiada hipoteca, porque como ya he dicho, mi piso lo compré en el año 98, antes de que se dispararan los precios y lo pude pagar al cabo de 10 años. Y cuando lo tenía pagado, no se me ocurrió comprarme uno mejor, como hizo mucha gente.
Ayuda el hecho, también de que, en su día, decidimos no tener hijos, entre otras cosas porque al estar en un pueblo que no era el nuestro, no teníamos cerca a nadie y los dos trabajábamos fuera, así que tener un hijo era inviable. No podría salir adelante con hijos y cobrando la miseria que cobro, desde luego. Ahora me reafirmo en mi decisión y veo que fue muy acertada.
Yo le digo a mis padres que ellos tuvieron una infancia y juventud desgraciadas en la posguerra, pero han tenido una madurez y senectud muy felices, pues tienen una pensión de jubilación humilde, pero que les proporciona la seguridad que nunca antes tuvieron. A nosotros, la generación “Baby boom” española, nos va a suceder lo contrario que a ellos, ya que hemos tenido una infancia y juventud en la que no nos ha faltado de nada, pero a medida que vayamos envejeciendo, las cosas nos van a ir francamente mal. Pero bueno, eso será otra historia y en estas páginas no cabe el pesimismo

11 noviembre, 2012 / dolorsferrer1968

Nuevas tendencias en la sociedad: Freeganismo

Moussaka.Las Berenjenas, cebollas y tomates eran “freegan”


Habas a la catalana. Las habas de mi huerto. El tomate era “freegan”

Más de uno dirá que de nuevas nada, ya que algunas tendencias de las que voy a hablar ahora llevan muchos años. Pero, bueno, son nuevas para mí y supongo que para un montón de gente más que vivíamos dejándonos llevar por la corriente consumista y que no veíamos más allá de nuestro pequeño mundo en el que todas las necesidades estaban cubiertas y pensábamos que no necesitábamos nada más.

A ver… Si os digo : “Wwofing”, “Freegan”, Transition Towns o pueblos en transición, “Crowfunding”, “Couchsurfing”, Decrecimiento, Simplicidad voluntaria, etc. ¿Sabríais dedirme qué significa? ¿A qué esperais para averigüarlo? Poco a poco lo iré explicando aquí.
Empezaré por el más chocante para mí: El movimiento “Freegan” o Freeganismo. Según lo que consta en su propia web: “El Freeganismo es un boicot total a un sistema económico donde el beneficio ha eclipsado las consideraciones éticas y donde complejos sistemas de producción masiva aseguran que todos los productos que compramos tengan impactos perjudiciales, la mayoría de los cuales ni siquiera habíamos considerado. De esta manera, en vez de evitar la compra de productos de una mala compañía, sólo para beneficiar a otra, evitamos comprar en el mayor grado en que somos capaces”.
Siguen más adelante en la web explicando que ” Recuperando los descartes de mayoristas, oficinas, escuelas, casas, hoteles, o cualquier lugar buscando en sus cubos de basura, contenedores y bolsas de basura, los freegans son capaces de obtener comida, bebidas, libros, (…) y cualquier tipo de bien de consumo. Además de no contribuir a aumentar el gasto, los freegans reducen la basura y la polución disminuyendo el sobrevolumen en la corriente de gasto”.

Lo que más choca de los “freegans” es que buscan en la basura su sustento, no por necesidad, sino por principios.
Yo me convertí en “Freegan” antes de saber que existía este movimiento alternativo . Os cuento. Cuando empecé a cuidar el huerto, necesitaba hacer una pila de compost y con lo que producía en casa no tenía suficiente, así que me fui a varias fruterías y al mercado a recoger restos de frutas y verduras. Pensé que me darían hojas de lechuga o de col, pero cual fue mi sorpresa cuando me ofrecieron cajones enteros de tomates, berenjenas, etc que iban a tirar. Los tomates estaban maduros y las berenjenas un poco tocadas en la punta, pero el resto estaba sanísimo. Así que me llevé a la pila del compost algunas cosas y otras me las llevé directamente a la cocina e hice los platos que están al principio de este articulo. Tuve comida para toda la semana. Ah, y estaba buenísima.Estuvimos una semana recogiendo cajones,hasta que llenamos el montón de compost. Dimos bolsas de verduras a varios amigos. No lo he vuelto a hacer,pero es una opción totalmente válida en mi vida.