Skip to content
11 noviembre, 2012 / dolorsferrer1968

Nuevas tendencias en la sociedad: Freeganismo

Moussaka.Las Berenjenas, cebollas y tomates eran “freegan”


Habas a la catalana. Las habas de mi huerto. El tomate era “freegan”

Más de uno dirá que de nuevas nada, ya que algunas tendencias de las que voy a hablar ahora llevan muchos años. Pero, bueno, son nuevas para mí y supongo que para un montón de gente más que vivíamos dejándonos llevar por la corriente consumista y que no veíamos más allá de nuestro pequeño mundo en el que todas las necesidades estaban cubiertas y pensábamos que no necesitábamos nada más.

A ver… Si os digo : “Wwofing”, “Freegan”, Transition Towns o pueblos en transición, “Crowfunding”, “Couchsurfing”, Decrecimiento, Simplicidad voluntaria, etc. ¿Sabríais dedirme qué significa? ¿A qué esperais para averigüarlo? Poco a poco lo iré explicando aquí.
Empezaré por el más chocante para mí: El movimiento “Freegan” o Freeganismo. Según lo que consta en su propia web: “El Freeganismo es un boicot total a un sistema económico donde el beneficio ha eclipsado las consideraciones éticas y donde complejos sistemas de producción masiva aseguran que todos los productos que compramos tengan impactos perjudiciales, la mayoría de los cuales ni siquiera habíamos considerado. De esta manera, en vez de evitar la compra de productos de una mala compañía, sólo para beneficiar a otra, evitamos comprar en el mayor grado en que somos capaces”.
Siguen más adelante en la web explicando que ” Recuperando los descartes de mayoristas, oficinas, escuelas, casas, hoteles, o cualquier lugar buscando en sus cubos de basura, contenedores y bolsas de basura, los freegans son capaces de obtener comida, bebidas, libros, (…) y cualquier tipo de bien de consumo. Además de no contribuir a aumentar el gasto, los freegans reducen la basura y la polución disminuyendo el sobrevolumen en la corriente de gasto”.

Lo que más choca de los “freegans” es que buscan en la basura su sustento, no por necesidad, sino por principios.
Yo me convertí en “Freegan” antes de saber que existía este movimiento alternativo . Os cuento. Cuando empecé a cuidar el huerto, necesitaba hacer una pila de compost y con lo que producía en casa no tenía suficiente, así que me fui a varias fruterías y al mercado a recoger restos de frutas y verduras. Pensé que me darían hojas de lechuga o de col, pero cual fue mi sorpresa cuando me ofrecieron cajones enteros de tomates, berenjenas, etc que iban a tirar. Los tomates estaban maduros y las berenjenas un poco tocadas en la punta, pero el resto estaba sanísimo. Así que me llevé a la pila del compost algunas cosas y otras me las llevé directamente a la cocina e hice los platos que están al principio de este articulo. Tuve comida para toda la semana. Ah, y estaba buenísima.Estuvimos una semana recogiendo cajones,hasta que llenamos el montón de compost. Dimos bolsas de verduras a varios amigos. No lo he vuelto a hacer,pero es una opción totalmente válida en mi vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: