Skip to content
28 octubre, 2012 / dolorsferrer1968

Crisis= Peligro+Oportunidad

Dicen que la palabra “Crisis” en la escritura tradicional china se compone de dos ideogramas: Peligro más oportunidad. Y la verdad es que tienen toda la razón del mundo. Vivíamos muy acomodados en nuestras madrigueras y un vendaval de políticos ineptos y banqueros corruptos nos ha arrojado a la intemperie. Y ahí estamos, endeudados, empobrecidos, temerosos y expectantes por lo que nos pueda deparar el futuro incierto al que nos enfrentamos.Pero también se ha producido un cambio en la sociedad. Estábamos acomodados, éramos insolidarios y ahora el temor nos hace unirnos, compartir lo poco que nos queda. Confiamos en los demás de una manera casi fraternal. Me emocioné el día en que acudí a una asamblea del 15M de mi pueblo y sin nadie conocerme me ofrecí voluntaria para llevarme la caja con el dinero que se había recolectado para imprimir folletos y carteles. Nadie me conocía, repito y sin ningún problema me llevé a mi casa una caja con ciento y pico euros y nadie me hizo firmar nada, ni me pidieron mi dirección. Confiaban en mí por el hecho de haber acudido a una asamblea. En la Plaza 15M, el año pasado también se vivieron momentos especiales de solidaridad. Ese espíritu sigue vigente hoy en día y debería extenderse. Esos momentos hace que valga la pena tanta miseria a la que nos han abocado. El futuro pinta negro, muy negro. Cada vez somos más parados, cada día se producen más desahucios, pero vamos a aprender que lo único que nos queda en esos amargos momentos es la solidaridad entre las personas. Hace años en Dinamarca hicimos un viaje en bicicleta. En un pueblo muy pequeño empezó a llover y le preguntamos a una pareja dónde podíamos encontrar un cámping, pensión o albergue. Sin más nos abrieron su casa y pasamos una noche lluviosa y fría en una casa acogedora y caliente. Muchos años atrás, haciendo el camino de Santiago cuando todavía no era tan conocido y no había una red de albergues tan amplia como hay ahora, una señora gallega nos abrió su casa para que pasáramos la noche al ver que nos queríamos quedar a dormir debajo del porche de la iglesia. Son momentos emocionantes, donde te reconcilias con los demás y sabes que las personas nos tenemos las unas a las otras. Me ha pasado muchas veces para que esto sea una excepción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: